Subscribe:

miércoles, 14 de agosto de 2013

Entrevista a José Luis Navajo, autor del Cincel de Dios y de otros títulos de ayuda y soporte para la vida cristiana


Autor: José Luis Navajo

Por María Del Carmen Sosa Sierra
Al preparar la entrevista para José Luis Navajo, se me vino a la mente un video que encontré en la red sobre el “Cincel de Dios” y fue muy divertido pero interesante a la vez, ver cómo el Creador actúa en nuestras vidas a través de las circunstancias que a diario nos ocurren, aún, usando nuestros errores y omisiones. Él, que se definió a sí mismo como la vida, prepara nuestros corazones para que sean un lugar fructífero de su gracia y de su amor. Pero, ¡qué difícil es eso! Esto lo aseguran todos aquellos que han sido molidos por la adversidad, más al salir de ella, han experimentado cómo sus vidas se enriquecieron y aprendieron lo que quizás en otras circunstancias, jamás habrían aprendido.

Es así como me interesé de manera especial en preparar la entrevista que presento a continuación, en donde verán las respuestas de José Luis Navajo, un escritor con vena poética pero que orienta su pluma para hablar de sus experiencias con Dios mayormente en el desierto, en la montaña y en la llanura, donde Dios perfecciona a sus hijos de camino hacia la eternidad.

Es impresionante la calidad y la riqueza moral, educativa y espiritual que se haya en los escritos de este pastor, conferencista, escritor, pero mayormente, padre de familia y sirvo del Dios Altísimo. Por eso les recomiendo leer las obras de este autor, quien se dirige no sólo a los lectores de una religión en particular, sino que escribe con sencillez para todo el mundo. Un mundo que bajo los rigores de la tecnología, los descubrimientos científicos, la globalización en todos los ámbitos y el dinamismo constante del quehacer diario; ha perdido su norte y experimenta en su interior el vacío de la soledad disfrazada de cualquier cosa que la cubra. En fin, el antídoto es, encontrar la compañía de alguien que esté dispuesto a dar lo mejor de sí por nosotros y de amarnos sin limites más allá de los limites humanos. Esa compañía es Jesús, el mejor amigo y el Salvador del mundo.

José Luis navajo es autor de obras como: El Cincel de Dios, Mi mayor Legado, Eduquemos a nuestros hijos, una Cruz en el desierto, No bailes con la muerte, la ruta del pentagrama, la venganza, entre otros. Veamos que dijo José Luis para los seguidores de María Publishing.


José Luis, es para mí un inmenso placer tenerte en el set de entrevistas de María Publishing, aunque es un espacio en la red, nuestros seguidores estarán muy contentos de que nos compartas un poco de tu vida como escritor, pastor, seminarista y conferencista sobre temas educacionales y de familia”.

1.  José Luis, puedes comentarnos brevemente cuáles han sido tus obras más destacadas en la literatura cristiana aunque por experiencia propia, conozco que para los autores, cada libro representa un valor muy especial.
Es bien cierto que pedir a un autor que elija entre uno de sus libros es casi como pedirle a un padre que señale cuál es su hijo favorito. Cada una de las obras que he escrito me parece especial en algún aspecto, no obstante, si tuviera que señalar un par de ellas, hablaría de EL CINCEL DE DIOS y de UNA CRUZ EN EL DESIERTO.  La primera la escribí en una gran crisis de salud. De hecho redacté ese libro cuando lo único que podía mover era la mano, ya que, a causa de una lesión en la columna vertebral estuve inmovilizado durante largo tiempo. Fue una etapa dura pero que desembocó en increíbles enseñanzas. El segundo de esos libros fue escrito en otro periodo de crisis, en este caso no física, sino emocional. Ese libro mezcla ficción y realidad y es, en parte, autobiográfico y muestra la manera en que logré salir de un profundo valle gracias a la ayuda de un veterano mentor.  Ambos trabajos están llegando a miles de personas y aportándoles consuelo y nuevas fuerzas.

2. José Luis, ¿tus libros se dirigen especialmente al publico cristiano o intentas abrazar a una franja más amplia en el mercado?
No escribo sólo para un público cristiano, sino que busco llegar a todo tipo de personas, independientemente de su fe. Por supuesto que mis escritos están impregnados de mis convicciones más profundas, pero aspiro a que sean leídos por cualquier tipo de persona y que sean edificadas y enriquecidas. Por ponerte un ejemplo, la serie de libros que he escrito para niños y que de momento ha visto publicados dos títulos: MISTERIO EN EL CAMPAMENTO y MISTERIO EN NAVIDAD, ha sido elegida por un colegio de Madrid como libro de lectura para el próximo curso. Eso ha supuesto una gran alegría para mí.

3. ¿Es difícil ser un pastor cristiano en esta época?
Ser pastor evangélico, en esta época y en cualquier otra, es un inmenso privilegio y una enorme responsabilidad. Siempre es una bendición servir a Dios, aunque no te oculto que implica una inversión de energías tanto físicas como emocionales, muy grande. Pero Dios nos ayuda siempre y con Él podemos hacerlo dignamente.

4. ¿De dónde te inspiras? 
 Para escribir me inspiro sobre todo en la vida cotidiana. La mayoría de mis libros han nacido en base a vivencias normales del día a día.

5.   ¿Qué experiencias te han impactado de tal manera que te sentiste animado a plasmarlas en tus libros?
Como dije antes, varios de mis libros han nacido en momentos de dificultad que he atravesado. Escribirlos fue una terapia y una verdadera catarsis. Pero otros libros como LA VENGAZA y NO BAILES CON LA MUERTE, ambos son novelas para jóvenes y nacieron de verles a ellos, sus problemas, sus necesidades y la manera en que buscan suplir esas necesidades. NO BAILES CON LA MUERTE es un libro realista que muestra con crudeza la cara oculta de esa práctica muy extendida en España y que los jóvenes llaman botellón. Hice una labor de investigación muy profunda y de ella surgió una novela que ha impactado a miles de jóvenes y que muchos educadores han leído y recomendado.
                          
6. ¿Cuáles serían los desafíos más relevantes de la iglesia cristiana en el siglo XXI?
Uno de ellos es dejar de mirarse a sí misma para mirar a la sociedad y ser una iglesia relevante. Las iglesias que marcarán la diferencia en este tiempo serán aquellas que den más importancia a lo que pueden hacer fuera que a lo que hacen intramuros. Otro de los grandes desafíos es seguir compartiendo el mensaje del Evangelio puro, pero adecuando los métodos para hacerlo. Una predicación que no altere el mensaje, pero que lo haga contemporáneo y relevante. Y no puedo dejar de mencionar la importancia de no predicar solo con palabras, sino sobre todo con el ejemplo y el compromiso social. Con frecuencia el mensaje más poderoso que podemos compartir viene dentro  de un plato de comida para el hambriento y una manta con la que abrigar al que pasa frío en la calle.

7. ¿Cómo podrían los cristianos hacer frente a estos desafíos sin fracasar en el intento?
Imitando a Jesucristo en su forma de vivir y hacer. Él nos dejó el perfecto ejemplo de un predicador que vivía en perfecto equilibrio entre lo que creía  y lo que vivía. Estudiar la vida de Jesús e imitarle, es la clave para ser cristiano en este siglo.
                                           
8.  A propósito de tu obra el Cincel de Dios, ¿tú crees que el dolor puede ser el antídoto perfecto para crecer?
No es el único antídoto, pero es uno de ellos. Pero no es el dolor en sí lo que nos hace crecer, sino la manera como lo enfrentamos. Como dijo Viktor Frankl. “No podemos elegir lo que nos tocará enfrentar, pero sí podemos decidir con que actitud vamos a enfrentarlo.” Ser capaces de convertir la llaga en arado, y rentabilizar ese dolor convirtiéndolo en maestro.
                    
9.    ¿De verdad crees necesario que nuestro Creador se tome la molestia de usar un cincel para modelar la obra que pretende alcanzar en sus hijos? ¿No es esto un proceso doloroso para sus hijos y más para un padre amante como él?
Dios no nos envía el dolor, ni tampoco lo crea, pero sí lo usa; Él permite que atravesemos sendas difíciles y nos acompaña en el proceso, convirtiendo lo más duro en increíblemente fértil. Dios nunca desperdicia una pena. No estoy diciendo que sea necesario sufrir para ser mejor persona, simplemente estoy diciendo que todos tenemos que sufrir alguna vez. No sufro por ser pecador, ni sufro por ser santo, sufro porque soy humano. Con frecuencia, cuando atravesamos problemas nos preguntamos, ¿por qué a mí? En realidad deberíamos preguntarnos, ¿por qué no a mí? “En el mundo tendréis aflicción”, advirtió Jesús, y enseguida añadió, “pero confiad, yo he vencido al mundo”.
Por su parte, el escritor y poeta italiano Arturo Graf, llegó a decir: Bien poco enseñó la vida a quien no le enseñó a soportar el dolor. Vale la pena convertir al dolor en un maestro.
                                                    
10. José Luis, ¿tú crees que es muy difícil cumplir con la tarea de ser padres en una sociedad como la de hoy?

Siempre ha sido difícil ser padre o madre. Un proverbio chico advierte, “es más fácil gobernar una nación que a un hijo”. Para escribir el libro titulado EDUQUEMOS A NUESTROS HIJ@S hablé con muchos padres y madres, y concluí que la paternidad es un enorme regalo de Dios, y que vale la pena abordarla con ilusión, aunque conlleve momentos duros, realmente duros…


11. ¿Qué podrían hacer los padres para disciplinar a sus hijos y aún así, amarlos con todo el corazón?
En el libro que mencioné en la pregunta anterior doy pautas muy claras para hacerlo. Si tuviera que resumirlo en unas pocas líneas diría que lo fundamental es dar ejemplo. Nuestro ejemplo es el método educativo más poderoso que existe. Las palabras influyen, lo ejemplos arrastran. Pretender que nuestros hijos hagan lo correcto sin hacerlo nosotros es una descarada hipocresía.
En segundo lugar, hacerles entender que les disciplinamos por amor, e intentar que nuestra forma de corregirles transmita ese amor. No corregir nunca con ira, no perder el control cuando disciplinamos. Terminar la corrección con un abrazo y un te quiero, son formas de educar desde la cercanía. Esa disciplina no les alejará de nosotros.

12. ¿En suma cuál es el mayor legado de un padre a su hijo o a sus hijos?

Ahora estás aludiendo al libro MI MAYOR LEGADO, el primero que escribí y que muestra el empeño de un padre por transmitir a su hijo lo mejor que posee. El mayor legado que podemos dejarles no consiste en valores tangibles como dinero o propiedades, sino en valores morales y principios verdaderos. Darles un ejemplo de vivir con integridad es dotarles de una coraza que les hará enfrentar la vida como verdaderos hombres y mujeres capaces de hacer historia. Ese el mayor legado: una auténtica fe en un auténtico Dios, y una forma de vida llena de principios y valores.

13. ¿ Cómo surgió la idea de escribir Cartas desde el Corazón? ¿A quién o a quiénes están dirigidas en realidad?
CARTAS DESDE EL CORAZÓN, es un epistolario escrito para diferentes personas. Consiste en una serie de cartas, cada una dirigida a un destinatario diferente. Todos ellos estaban viviendo momentos especiales, algunos me pidieron consejo en situaciones francamente delicadas, pensando en ellos se me ocurrían frases de consuelo, consejo, dirección o simplemente empatía. Escribí esas cartas y varios de ellos me sugirieron que lo que allí ponía podía ser de ayuda para muchos. Así nació ese libro. Un conjunto de cartas, algunas de las cuáles te hacen reír, otras llorar, pero todas te hacen crecer.

14. ¿Cómo aquietarnos y escuchar la voz de Dios en tiempos tan agitados como los que vive nuestra sociedad?
Proponiéndonos hacer un espacio y un tiempo para la comunión con Él. No hay nada más importante. La comunión con Él nos prepara y afina para enfrentar la vida. Además, hablando con Él encontramos la brújula y la hoja de ruta para tomar el camino adecuado. Se trata de habilitar un tiempo cada día y dedicarlo a Él. En mi caso prefiero las horas tempranas del amanecer; otros prefieren apartar las últimas horas del día para la oración… no importa el momento, lo que importa es hacerlo.
                                                        
15. José Luis por qué dices en tu libro el Mayor Legado que "Se necesitan lágrimas para conocer al Consolador; inquietud para encontrar al Príncipe de Paz; peligro para hallar al Verdadero Refugio y cadenas para conocer al auténtico Libertador". ¿Esto quiere decir que hay que sufrir para ser un buen cristiano?
No quiero decir eso, lo que intento decir es que quien atraviesa momentos difíciles es capaz de entender mejor que nadie a quien sufre. Cuando he vivido adversidades me identifico mejor con quien después que yo las vive. Mi madre tuvo que enfrentar la difícil situación de padecer un cáncer y a causa de eso perder uno de sus pechos. Todos intentamos animarla y apoyarla, ¿sabes quién lo hizo con más efectividad? Una mujer que había sufrido, ella también, un cáncer y había sido sometida a una mastectomía. Ella vivió lo mismo que mi madre estaba viviendo, y fue más efectiva que ninguno de nosotros en aportar consuelo. A eso me refiero.
Concepción Arenal, una gran escritora y socióloga del siglo XIX lo dijo de esta manera: El dolor, cuando no se convierte en verdugo, es un gran maestro.

16. ¿Tú crees que precisamente esa cuota de sufrimiento es lo que impide que los cristianos de hoy, sean tan impactantes en su testimonio como los primeros cristianos?
No voy a negar que hoy vivimos un cristianismo muy cómodo, y eso hace que nuestra profundidad sea menor. C. S. Lewis, dijo: Dios susurra y habla a la conciencia a través del placer pero le grita mediante el dolor: el dolor es su megáfono para despertar a un mundo adormecido. No podemos negar que una dosis de adversidad nos despierta y hace que saquemos de nosotros todos los recursos que tenemos. Es evidente que la comodidad que se ha instalado en las iglesias nos hace mucho más pasivos y menos proactivos en la enorme misión de extender el mensaje transformador del Evangelio.

17. ¿Cómo podrías definir el éxito en toda su extensión y en cualquier ámbito?
El verdadero éxito consiste en haber llegado a ser aquello que estaba previsto que fuera. Cada uno de nosotros ha sido creado por Dios con un propósito específico, encontrar ese lugar y ejercer aquello para lo que fui diseñado, eso es éxito. La fama, el reconocimiento, la popularidad, son elementos bastante secundarios. Poder cerrar mis ojos y decir: hice lo que tenía que hacer… eso es vivir una vida de éxito, aunque nadie llegue a conocerme. Y si hablamos del éxito que trasciende a lo humano y natural, diría que éxito, en toda su extensión y dimensión, es haber vivido afectando positivamente el tiempo presente y morir preparado para enfrentar la eternidad.

18. ¿Entonces cómo podrían un cristiano de hoy alcanzar el éxito, especialmente si este éxito está orientado a mantener una sólida relación con Dios y un testimonio eficaz?
Buscando a Dios, pidiéndole que Él nos ayude a descubrir nuestro lugar en la vida, y a partir de ahí vivir cumpliendo ese papel, con sencillez y de forma genuina. Lo demás, el testimonio que desplegaré y la influencia que tendrá mi vida, serán consecuencias naturales. Lo primero es buscar a Dios, porque el propósito de Dios no se encuentra buscando el propósito, el propósito de Dios se encuentra buscando a Dios.

19. José Luis, ¿la sociedad del siglo XXI, ha sido catalogada por los expertos como la sociedad del conocimiento. No obstante, se habla también, de la falta de sentido que experimenta el hombre de hoy auspiciada por todo tipo de antivalores, el afán de obtener riquezas de manera desmedida, el consumismo en exceso, etc. Entonces, cómo hallar la felicidad o por lo menos la paz de espíritu en medio del caos?
Ahora más que nunca es posible comprobar que conocimiento no es sinónimo de sabiduría. Conocemos mucho, pero no significa que seamos más sabio, del mismo modo que jamás han existido tantos medios para estar comunicados, pero nunca hemos estado tan incomunicados y aislados como ahora.
El principio de la sabiduría es el temor de Dios, dice la Biblia.  A tu pregunta de cómo hallar la felicidad y la paz de espíritu, recomiendo a nuestros lectores que busquen a Dios y le pidan que entre en su corazón. Es muy sencillo y tremendamente efectivo. Él está a la distancia de una oración sincera, quien le busca le halla y a quien llama se le abre la puerta. Con Él seguiremos enfrentando problemas y no nos faltarán las adversidades propias que cualquier humano enfrenta, pero jamás estaremos solos frente a la dificultad. Dios impregna de paz y esperanza cualquier episodio de la vida.

20. José Luis, ¿qué proyectos futuros tienes para contarles a los seguidores de María Publishing?
En este momento estoy trabajando en dos proyectos que verán la luz en los próximos meses, ambos son libros orientados al liderazgo y transmiten principios para influir positivamente en las personas. No adelantaré más detalles, salvo que el primero de ellos lo publicaré, Dios mediante con la editorial MUNDO HISPANO y el segundo lo estoy escribiendo a medias con el conocido escritor español Mario Escobar. Espero que ambos libros puedan ser de utilidad para cuantos están implicados en algún área de liderazgo, no necesariamente en el ámbito religioso, sino también en el empresarial, social, o en cualquier otro ámbito.

21. ¿Qué mensaje le dejas a los seguidores de María Publishing y que ahora conocen un poco más de ti y de tu trabajo como escritor cristiano?
Lo primero de todo, agradecerte a ti por la oportunidad de usar esta fabulosa plataforma para acercarme a tus lectores, es un honor formar parte de tu proyecto literario. En segundo lugar animar a cuantos leen estas líneas a convertirse en lectores apasionados, pocas cosas son tan enriquecedoras en todos los órdenes como la lectura, y por supuesto, no puedo dejar pasar la ocasión de animaros a todos a seguir buscando el éxito en toda su extensión, que como ya dije consiste en ser quienes Dios ha determinado que seamos, y vivir de ese modo, acompañados por Él. Recuerda: sé tú mismo, el resto de papeles ya están cogidos.
¡¡Un fuerte abrazo a todos y que Dios os bendiga!!                

Muchas gracias José Luis Navajo, por apoyar el proyecto de María Publishing, especialmente por compartir de tu vida como cristiano, pastor, padre de familia y escritor y desde ya, te deseamos muchos éxitos en tus proyectos y mis mejores deseos para ti y para tu familia.

María Publishing

Barranquilla, julio 21 de 2013

Fuente: Entrevista a José Luis Navajo para María Publishing

0 comentarios:

Publicar un comentario