Subscribe:

martes, 17 de diciembre de 2013

Sección Ventana al Alba: Mi Madrina Catalina

Ilustración envidada por María Fernanda Macimiani
Por María del Carmen Sosa Sierra
En esta oportunidad quiero compartir con los seguidores de María Publishing, un corto pero hermoso poema de la escritora argentina, María Fernanda Macimiani. Se trata de Mi Madrina Catalina, en la que María Fernanda nos insta a no dejar olvidado el espíritu de la navidad. Esta tiempo de agasajos, novenas, guirnaldas, regalos, cenas sin fin, visitas de amigos y familiares, buenos deseos etc., resultan muy especial y contagiosa; tanto que el comercio hace su agosto y todos nosotros en algún momento pretendemos que a través del espíritu de la navidad se resuelvan muchas de las cosas que quedaron pendiente en el año o que podamos alcanzar las metas que anhelamos asir con nuestras manos. Y no hay nada de malo para ello, es mágico pensar que nuestros deseos se harán realidad para el próximo año si miramos a la estrella de la navidad. De niña, permanecía largo tiempo observando el cielo hasta hallar evidencia de la estrella de la navidad para pedir mis deseos…Y con el tiempo, he notado que muchos de ellos se hicieron realidad, otros aun siguen en espera pero como Catalina, mi madrina continuo cada día tejiendo sueños, guirnaldas de amor y un toque de esperanza e ilusión. ¡Qué el espíritu de Catalina reine durante todo el año y nunca dejemos de tejer esos sueños que anhelamos hacer realidad!

Mi madrina Catalina (Poesía)[1]
María Fernanda Macimiani©

Catalina mi madrina
es un ser particular.
Pura risa que te hechiza
Catalina es especial.

Artesana habilidosa
mil colores borda y más.
Catalina muy graciosa
 sólo da felicidad.

Como niña ella recorta
pliega trozos de cristal.
Farolitos bellos hace
para esta navidad.

Ella trenza mi cabello
espiguitas de ilusión.
Ella pinta de alegría
profundo mi corazón.

Ya no encuentro
los chinitos
que hiciste para adornar
mi arbolito
aquel diciembre
en la casa de mamá.

Catalina mi madrina
¿Dónde fuiste a descansar?
¿Escondida en una estrella?
¿En la luna o en el mar?


Muchas gracias a María Fernanda Macimiani por compartir con María Publishing y sus seguidores este bello poema y le deseamos muchos éxitos en su labor como directora de la revista digital Léeme un Cuento y su esfuerzo por difundir la literatura infantil y juvenil en su país y ene l mundo.

Barranquilla, 17 de diciembre de 2013





[1] Publicados en el año 2012 por Enigma Editores en la Antología de cuentos y poemas infantiles “A la hora de la siesta” Magia y Rebeldía.

1 comentarios:

Maria Fernanda Macimiani dijo...

Hermosa nota María!! Me alegra mucho que mi poema forme parte de este saludo a tus lectores por las próximas fiestas. Catalina tejía sueños y colores con el objetivo de escuchar nuestras risas endulzadas. Ella pintaba esos adornos que parecían gemas preciosas para mi, pero eran huevos vacíos que en sus manos se transformaban... como también un simple papel dorado se tornaba farolito, brillante y bello tras su caricia de tijeras y cintas... Ella me dejó lo mejor que puede dejar una madrina, AMOR, AMOR, AMOR... La extraño aún hoy y le rindo homenaje en esta poesía, creo persivir su risa, en alguna estrella pícara que de vez en cuando me guiña un ojo... Felicidades a todos los lectores de María Publishing* Maria Fernanda Macimiani leemeuncuento.com.ar

Publicar un comentario