Subscribe:

lunes, 30 de diciembre de 2013

Sección Ventana al Alba: Sueños

Hacia el Sol: Valeria Franco
Link:http://www.artelista.com/obra/7262376822285419-hacia-el-sol.html
Por María Del Carmen Sosa SierraUn día como hoy, 31 de diciembre de 2013, la mayoría de nosotros estamos tentados, ya sea por la fuerza de la costumbre o por simple lógica humana, a evaluar el resultado de nuestras acciones durante este año que ya parece entregar sus brazos a la eternidad. Muchas de estas cavilaciones nos dejan un poco nostálgicos, otras nos llevan a exhalar un grito de victoria cada vez que recordamos algún triunfo alcanzado o algún sueño cumplido; pero qué de aquellos sueños e ilusiones que permanecen en la penumbra, a quienes no osaríamos despertarlos ni por un segundo, ya que ensombrecerían nuestra alma…Parecen tan lejanos que da miedo pensar en alcanzarlos, pues con el tiempo se han hecho muy traviesos, muy costosos y demasiado halagüeños.

Entonces, al cerrar el viejo baúl de los recuerdos, un sonido nos hace estremecer y es la voz de nuestra consciencia, quien nos dice que todavía hay tiempo en el tren de la vida, que la muerte misma es aquella en la que, a la edad que tengamos, ya no existen sueños para cumplir ni montañas que conquistar y el mismo intento de alcanzarlos, sólo podría redundar en bienestar para el alma y la dicha de estar vivos a cualquier edad y en cualquier estación de nuestras vidas. Por esta razón, decidí escoger para la  sección de esta semana una poesía inédita de la escritora argentina Marilú Ferro titula: Sueños.

A continuación este medio relato medio poesía, en la que Marilú acierta en describir cada uno de sus sueños, sus características y los que quiere mantener con ella para trabajar y poder alcanzarlos, pero si se dan cuenta: ella no deja que su baúl se quede vacío y sin elementos que atesorar a lo largo de los trescientos sesenta y cinco días y un cuarto de este nuevo año, a quien le damos la bienvenida como se le da a un recién nacido y se le acaricia, esperando que la dicha lo llene y la fortuna lo tiemple. No obstante, sabemos que ese bebé tendrá que afrontar pruebas, las mismas mínimas, pero desafíos al fin, si quiere sobrevivir en la maraña de este mundo, pero como él es fuerte y decidido, sabemos que podrá sortearlos porque lleva consigo una consigna: quiero vivir hasta cumplir todos los sueños que llevo en mi pecho. Cumplirlos es cosa de niños. Mis mejores deseos para este venturoso año mis queridos seguidores y que siempre estemos dispuestos a evaluar qué sueños merecen vivir y asirlos a nuestro pecho en este año, a fin de llevarlos con nosotros y hacerlos realidad.



SUEÑOS
Marilú Ferro

Me levanté decidida a reunir a mis sueños por cumplir. Firme y resuelta. 
Supe que no sería tarea fácil, pero igual la emprendí.
Así ocurrió que a algunos tuve que correrlos hasta atraparlos. 
Otros, en cambio, acudieron solos a mi lado, quizás por costumbre.
Otros saltaban de alegría por volver a ser mirados, mientras yo hacía un esfuerzo tremendo por reconocerlos.
Otros se pusieron de punta en blanco, como para una fiesta.
Ahí recordé que son todos diferentes y tienen distinto carácter y no porque ellos lo hayan decidido, tal vez sea porque a algunos los fui modelando con más dedicación. 
Los conozco y los comprendo a todos.
Tengo uno que se me va de las manos enseguida cuando no le presto atención ni le sonrío.
Tengo otro que se esconde detrás de mi sombra y solo aparece cuando busco el sol bien alto sobre mi frente (y me recuerda que así estaba puesto el sol en el momento en que nací).
Tengo otro que es preguntón y lanzado, que se presenta contundente y ruidoso, mostrándome que a veces hay que exponerse para mostrar nuestra presencia al mundo.
Tengo también un recién nacido, que necesita para crecer de mi tiempo, energía y amor.
Tengo los sueños compartidos, esos que deseo para quienes amo, y que tienen las caras, las sonrisas y el color de sus protagonistas.
Tengo un sueño radiante que, con voz melodiosa, me susurra palabras de todo tipo y no se detiene hasta ser escuchado. 
Entonces los senté a todos frente a mí. Los miré largamente a los ojos y acepté lo inevitable: los que ya no serán se fueron diluyendo ante mis ojos y pude despedirme de ellos.
Y fueron quedando solamente los posibles, los que son para mí, los que yo quiero. Con sus atuendos, sus herramientas, sus voces, su coraje y ganas de vivir.
Cada uno de ellos, agradecido, besó mi mano antes de volver a su sitio dentro de mi alma.
Y yo volví a ser feliz en la promesa de trabajar por ellos.

Mis mejores deseos para Marilú en este año 2014 y que sus sueños se hagan realidad como escritora y como persona que ha luchado infatigable por ellos a lo largo de estos años y que no descansará hasta hacerlos realidad, aunque el estar aquí en este día compartiendo con nosotros ya es una prueba que su proyecto de escritora esta andando hace rato y la rueda no parará. Siempre serás bienvenida Marilú con tus escritos a María Publishing. ¡Felicidades!

Muchas gracias queridos seguidores y a no dejarse morir en el intento por alcanzar tus sueños. Un abrazo y gracias mil por acompañarme en este proyecto que parecía tan ilusorio a lo largo de estos años pero miren: ¡ustedes han contribuido a que  se haga realidad! Feliz año nuevo y un próspero 2014.

María Publishing


Barranquilla, 31 de diciembre de 2013

Fuente: Escrito de Marilú Ferro
Imagen enviada por Marilú Ferro: Hacia el sol, de la artista Valeria Franco

0 comentarios:

Publicar un comentario